Cómo gestionar tus compras

Fuente: http://www.comercionista.com

Panificar y gestionar las compras es sin duda una de las tareas más importantes para cualquier minorista. Saber el dinero que disponemos para nuestras compras, los productos que vamos buscando, lidiar con el factor tiempo, organizar el stock, etc., son sólo algunos consejos para evitar futuros quebraderos de cabeza.

A la hora de gestionar los productos que vamos a comercializar en nuestra tienda deberíamos tener en cuenta los siguientes pasos:

  1. Antes de comprar, debes planificar bien las compras y evitar posibles tentaciones.La compra de los productos de nuestra tienda nunca debe ser improvisada. Analiza las opciones que nos ofrecen nuestros proveedores: sus características, precios, etc. Determina de antemano un margen de precios en función de tu público objetivo. Nunca se debe comprar un artículo sólo con verlo una vez, esto llevará a comprar impulsivamente, sin pensar en todos los aspectos fundamentales que hemos nombrado anteriormente.

    Además, debes saber el dinero que dispones antes de realizar una compra. Lo ideal es saber el dinero que se tiene para cada familia de productos. Esto te ayudará a controlar los gastos en función de las ventas.

    Además, te aconsejamos que dividas las compras a lo largo del año, algo que te permitirá:

    • Dividir los costes a lo largo del año y no hacerlo todo en único pago.
    • Ir introduciendo novedades en tu oferta.
    • Ir incorporando en tu tienda los nuevos productos, así como en tu almacen. Y evitar así tenerlo todo de golpe.
  2. Antes de firmar cualquier orden con un proveedor, asegúrate que todos los términos están claros.
    Cuando acuerdes cualquier término con tu proveedor y antes de firmar, confirma que todos los acuerdos que has llegado con él en cuanto a precios, descuentos, plazos de entrega, etc., están especificados y aclarados en tu orden. Pregunta cualquier duda que puedas tener, como si puedes añadir mayor cantidad en el caso de necesitar más, etc.
  3. Mantén un cuaderno o una agenda donde anotes todo lo relacionado con los distribuidores.
    En él debes anotar todos los contactos de cada distribuidor, condiciones y todo tipo de detalles: llamadas, entrevistas, etc. Es esencial mantenerlo actualizado en todo momento.
    Esto te ayudará en dos sentidos: uno, a no olvidarte de nada y dos, facilitará el proceso y el flujo de información si son varias las personas en gestionar las compras para tu empresa.
  4. Saber lidiar con el tiempo
    El tiempo es un factor fundamental en el proceso de compra. Es siempre difícil saber cuándo te va a llegar una mercancía. Quizás en tu orden acordaste que en el plazo de 3 meses te llegaría tu mercancía, con lo cual es un plazo abierto (lo mismo te llega al día siguiente de la compra, que a los dos meses…). Es sin duda un problema con el que todo minorista tiene que lidiar, y estar preparado.
    Piensa que no es bueno estar esperando tu mercancía por mucho tiempo, ya que no podrás ofrecer el producto a tus clientes (sobre todo en temporada alta)  y también tendrás tu almacén en desuso. Por ello, es fundamental conocer bien a tus proveedores y tratar acordar una fecha más cerrada para la llegada de tu mercancía.
  5. La burocracia
    Es quizás la parte más laboriosa y lo que menos nos gusta hacer. Sin embargo es fundamental llevar un recuento del stock que disponemos para poder hacer una buena planificación de las compras. Esto también nos ayudará a conocer las ventas que realizamos, el dinero que disponemos para compras, etc. Es fundamental que todas las entradas y salidas de los productos estén siempre actualizadas.

Seguir estos pasos es fundamental para una buena gestión de nuestras compras. Es importantísimo también mantener una buena relación con nuestros proveedores, ya que fomentará la fidelización y confianza mutua y ayudará a conseguir mejores acuerdos en cuanto a formas de pago, plazos de entrega, etc.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en 2EL CONSUMIDOR. Guarda el enlace permanente.