EL PAPEL DE LA TECNOLOGIA EN LA PRESENTACIÓN DE VENTAS by @recomendador

Desde la aparición de internet hace años,  se adivinaba que cualquier persona sin conocimientos básicos de informática a nivel de usuario podría ser calificada como “analfabeto tecnológico”. ¿Qué imagen podemos tener de una persona que no sepa usar un procesador de texto? ¿o de una persona que no tenga cuenta de correo electrónico? ¿Y de un potencial trabajador que no se plantee la realización de un videocurriculum? Pensaremos que no está en el mundo que le ha tocado vivir, que está desfasado y por tanto en una supuesta escala de valoración puntuará bajo.

Si concretamos en relación a un profesional de la venta que ha de ganarse la vida haciendo presentaciones,  o en relación a cualquiera que se gane la vida hablando en público (conferenciante, profesor, etc) diremos que es necesario manejar un programa de presentaciones y sacarle el máximo partido. Hace años que se utiliza el powerpoint, pero ya van saliendo otras aplicaciones que mejoran el tradicional recurso del paquete office, y hay que estar a la última.

Pero la idea que pretendo transmitir en este post es otra: LA TECNOLOGÍA ES UN MEDIO, NO UN FIN EN SÍ MISMO. Ya que se puede conocer bien el programa de presentaciones que sea, y no elaborar un buen soporte en el que apoyarte en tu intervención pública. ¿Por qué puede pasar esto? Se me ocurren varias razones:

  • No has preparado una presentación adaptada a tu audiencia
  • Has abusado de demasiado texto, y has perdido el impacto visual que es el punto fuerte de estos recursos
  • No has estructurado bien la presentación. Falta índice. Está desordenada.
  • La presentación acaba siendo monótona y aburrida, porque el que hablas eres tú, y no tienes un discurso atractivo
  • Pierdes el contacto visual con tu público, y acabas leyendo en la pantalla (¡pareces idiota!)
  • Sigues el PowerPoint al pie de la letra, convirtiéndote en un esclavo del mismo cuando debe ser al revés (tu eres el señor, el protagonista del discurso, el PowerPoint solo es un apoyo visual).
  • Has metido videos pero sin explicar bien para qué, y sin que el espectador perciba claro lo que tú quieres transmitir.
  • Etc.

En resumen, podemos decir que un  analfabeto tecnológico no incorporará buenas presentaciones entre sus recursos de venta, pero a la tecnología hay que darle la importancia que tiene (ni más, ni menos); la tecnología es un medio al servicio de un fin (vender un producto, enseñar una lección,etc), no un fin en sí mismo. No basta con poner un video, o manejar bien un programa de presentaciones:  eso de nada sirve si no tenemos en cuenta la característica de nuestra audiencia, si no estructuramos bien nuestra charla-diálogo, si no ensayamos y preparamos un buen inicio, un buen cierre, si no trabajamos las transiciones entre pantalla y pantalla, etc.

Así, para el vendedor LO PRIMERO Y PRINCIPAL  ES SABER TÉCNICAS DE VENTA Y CÓMO HABLAR EN PÚBLICO. Para elaborar un buen apoyo visual hemos de interesarnos por las nuevas tecnologías, y demostrar su dominio plasmándolo en nuestros materiales de apoyo. De esta manera impactaremos visualmente, se nos recordará, y cumpliremos mejor el objetivo de nuestra presentación: vender X, enseñar Y, ayudar a pensar Z.

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en 9PRESENTACION DE VENTAS. Guarda el enlace permanente.